*

Deportes

Portada  |  21 octubre 2019

La conmovedora historia de Giuliano: atajó un penal e hizo un gol en el partido de su vida

En un hecho inédito para el fútbol bahiense, y el deporte local, ingresó a los 40 minutos del segundo tiempo, en el partido que sostenían Sansinena y La Armonía, el primer jugador con síndrome de down en pisar un campo de juego. Una tarde de pura emoción para los asistentes al estadio Luis Molina de General Daniel Cerri.

No fue una tarde más para Sansinena, ni tampoco para la Liga del Sur, y mucho menos para la vida de Giuliano Pambianco, por una jornada que quedará para el recuerdo de todo General Daniel Cerri y que, sin dudas, se inscribe con letra mayúscula en los registros del ámbito liguista.

En el marco del partido que sostenían el equipo albirrojo y La Armonía, y cuando las agujas del reloj marcaron los 40 minutos de la complementaria, hizo su debut este joven de 29 años que padece síndrome de down, en un hecho inédito para el deporte local y nacional.

Giuliano se calzó los guantes ante la orden de su entrenador Fabián Eulech, e hizo su ingreso al campo de juego en lugar del golero Santiago Álvarez.

Ante el aplauso de todo el estadio, "Giuly" se ubicó bajo los tres palos y ya con una emoción que lo invadía en todo su cuerpo, jamás imaginaría lo que sucedería apenas unos minutos después.

En el minuto 43, y ya con el marcador 3 a 1 en favor de La Armonía como hecho anecdótico, el árbitro Emanuel Peralta pitó penal. Ejecutó Mauro Giovagnetti para los velezanos, y Pambianco generó el primer hito de la tarde con su contención que hizo emocionar a propios y extraños.

Ya el partido era un formalismo, y todos los ojos estaban posados sobre la figura de Giuliano. El público presente, los rivales y sus propios compañeros tenían ganas que llegara la expiración del encuentro para fundirse en un abrazo con el muchachito de la camiseta número 12.

Sin embargo, todavía quedaban más lagrimas de alegría por derramar. Apenas un minuto después, el colegiado pitó otra falta dentro del área, esta vez a favor. Desde el banco de suplentes y adentro de la cancha le dieron la misión a "Giuly" que se encargara del penal.

El joven tomó el balón, y soltó todos sus sueños con un derechazo bajo que se introdujo en arco defendido por Irusta para descontar y ponerse 3 a 2, con un marcador que sólo tenía una importancia relativa.

Giuliano, Sansinena y la Liga del Sur escribieron una página inédita e histórica en la búsqueda de una vida que contemple la inclusión social como bandera.

El deporte bahiense enarboló el primer paso un sábado 19 de octubre del 2019, y de la mano de "Giuly". El de la casaca número 12, el que atajó un penal y convirtió otro con el club de sus amores.

Comentarios