*

Especiales

Portada  |  05 agosto 2019

A trabajar con mi mascota

El perro es el mejor amigo del hombre y ahora también el compañero de trabajo. Desde hace un tiempo algunas empresas decidieron incorporar a las mascotas a la rutina laboral.

Inés y Pepa viven en Benavidez y los viernes van juntas a trabajar. En su empresa hace cuatro años comenzaron con esta iniciativa y varios de sus empleados la ponen en práctica. En el caso de Inés hace cuatro meses que lo lleva, pero otros hace más tiempo y tal como cuenta Lucho “llevar al perro al trabajo es tener una parte de su familia y de su hogar en la oficina”.

Para que cada uno pueda llevar a su mascota hay algunas pautas que deben se deben seguir, tener la aceptación de sus compañeros de sector, tener el calendario de vacunas completo, que sean perros que estén acostumbrados a vincularse con otros, que sean tranquilos y por último tener la autorización del jefe.

Hasta ahora, según cuentan, todos los empleados disfrutan de las visitas de los caninos y también generan un mejor ambiente laboral. “Cuando tenés algún problema o algo no sale como querés lo abrazas un rato, lo acaricias y te baja todo. Es como arrancar de cero”, cuenta a Telefe Noticias Rocío. Según su experiencia y la de sus compañeros baja el stress que tienen, hay más compañerismo, se habla de otros temas además de los laborales y se comparten momentos de distención.

La empresa en la que trabaja Rocío, permite que los perros vayan todos los días. Para ella es una tranquilidad porque de otra manera tendría que pensar en un paseador, o volver a su casa al mediodía para que Maui no estuviese sola tantas horas. “Acá son muchos los que quieren cuidarla, así que cuando tengo una reunión y no me puedo quedar con ella las ´tías´ la cuidan”.

Sergio tiene un trabajo particular: es cartonero hace 20 años, la misma cantidad de años que comparte con “Dientes”, su inseparable amigo. Todas las mañanas los dos salen a recorrer la peatonal de Quilmes. En la zona son muy conocidos por todos, Flor, por ejemplo, una vendedora de un comercio de la zona le prepara un recipiente con agua para que “Dientes” pueda tomar todas las mañanas. Sergio se emociona mucho cuando habla de su compañero de trabajo, lo siente como si fuera un hijo y así lo trata.

De esta manera, las mascotas fueron ganando terreno en las actividades de la familia, algunos lugares como restaurants y shoppings se volvieron pet friendly y ahora se suman los trabajos, una tendencia que crece y para felicidad de muchos favorece la sociabilización.

Comentarios