*

Especiales

Portada  |  05 agosto 2019

Rezadores: en la vigilia de San Cayetano

Una pareja que nos conmueve con su historia de logros a partir de su fe en el santuario. Alfonso no tenía fe, ni creía en nada hasta que llegó en el año 2002 para pedir que San Cayetano le trajera trabajo. Y al otro día lo llamaron. Nunca más paró.

"Sólo venimos a agradecer" dice Vanina emocionada ante el recuerdo de ese día en el que todo empezó.

Rezar y tener fe, las bases de una familia que le debe su alegría a San Cayetano. 

También nos encontramos con historias de pedidos muy especiales, como este caso que implica una operación que podría salvarle la vida a un hombre:

Insert de Video

Comentarios