*

Espectaculos

Portada  |  30 abril 2021

Murió Libertad Leblanc

Hace alguna semanas la salud de la actriz Libertad Leblanc se había deteriorado. Falleció en la noche del jueves en su casa.

El jueves por la noche falleció una de las grandes figuras del cine nacional en los 60 y 70: Libertad Leblanc. La actriz de 83 años Libertad Leblanc falleció en su casa. Lo confirmó su amiga Adela Montes. En los últimos meses su salud se había deteriorada tras enfrentar un cuadro de salud muy delicado con dificultades cardíacas y renales. Además, tenía Alzheimer.

En marzo, Libertad María de los Ángeles Vichich había sido internada de urgencia en el Hospital Rivadavia por una neumonía. Luego de recibir el alta, su única hija, la kinesióloga Leonor Barujel-Vichich, preparó el departamento de la actriz en Palermo con dos enfermeras que la asistían las 24 horas y el equipamiento clínico necesario. Los problemas comenzaron hace tres años cuando Libertad viajó a España para vender un departamento y sufrió una afección cardíaca.  En ese momento, su hija preparó una internación domiciliara para su madre.

Leonor vive en Suiza con su marido y sus hijos. El mes pasado había viajado pero esta vez no pudo conseguir pasaje. Por esta circunstancia, organizará el velatorio a la distancia.

La artista nació el 24 de febrero de 1938, en Río Negro. Era hija de una familia adinerada y conservadora. Su padre, que administraba campos, fue asesinado antes de que ella cumpliera un año. En su casa vivía rodeada por ocho tías y una abuela. Su madre se volvió a casar.

Cursó en el colegio pupilo María Auxiliadora de Trelew. No tenía un buen comportamiento. Por eso, la echaron cuatro veces pero como su abuela realizaba generosas donaciones, lograba que la reincorporaran.

Un día a su padrastro lo trasladaron a Buenos Aires. En la Capital se recibió de maestra, estudió algo de Psicología. Se puso a trabajar en una oficina pero apenas aguantó seis meses. A los 17 años conoció a Leonardo Barujel, uno de los empresarios artísticos más conocidos de su época, y se casó con él. Tres años después estaba separada, con una hija de ocho meses.

Unos productores la llevaron a un festival de cine en Venezuela. Un productor vio la veta comercial y le propuso filmar su primer protagónico. La flor del Irupé fue la primera, y aparecía desnuda. Llegó a filmar 40 películas en la Argentina y en el exterior. Realizó más de 10 temporadas de teatro latino en Nueva York donde le pagaban cinco mil dólares por función.

Se dedicó a viajar, a escribir y a conservar las propiedades que compró en varios países. Vivía un tiempo en Europa y otro en la Argentina. Tenía un departamento enorme con espejos hasta en los techos y un baño incorporado a su dormitorio y sin puerta alguna. Una pared exhibía una foto provocativa de ella junto a una imagen del Che y otra de la Madre Teresa.

Comentarios