*

Internacional

Portada  |  06 agosto 2019

Tiene hijas siamesas: si la separa una sola vivirá y si se mantienen juntas morirán las dos

Las niñas tienen “corazones y pulmones separados, pero sólo un hígado, vejiga y sistema digestivo” y también comparten tres riñones, indica The Guardian.

Marieme y Ndeye nacieron en Senegal en mayo de 2016 y su llegada al mundo se transformó en un verdadero shock para la familia, ya que las pequeñas son siamesas.

Las niñas tienen “corazones y pulmones separados, pero sólo un hígado, vejiga y sistema digestivo” y también comparten tres riñones, indica The Guardian.

Luego del impacto inicial, Ibrahima Ndiaye, el padre de las pequeñas, comenzó una intensa búsqueda por centros asistenciales de todo el mundo para ver quién podría entregarle ayuda a sus hijas y recién cuando cumplieron 8 meses llegaron hasta Londres al Great Ormond Street Hospital, lugar en el que han separado a más de 30 siameses.

Durante más de dos años, las gemelas ya cumplieron 3, los facultativos han buscado una fórmula posible para que las dos niñas pudieran tener una “vida normal”, sin embargo la realidad es mucho más cruda.

Al poco tiempo los doctores le dijeron a los padres que Marieme tiene un “corazón débil” y que no soportaría la operación para separarlas, pero de no hacerlo, lo más seguro es que ambas menores morirían.

“La luz, la esperanza, desapareció”, reconoció Ibrahima, ante la disyuntiva más terrible de toda su vida. “En una situación así no usas tu cerebro, sigues a tu corazón y cualquier decisión es desgarradora”, reconoció el padre.

Finalmente, Ibrahima eligió no separarlas, porque no podía imaginar que “por su culpa” la pequeña Marieme muriera.

Comentarios