*

Nacional

Portada  |  12 julio 2019

¿Qué es la tuberculosis y cómo se transmite?

Ante un brote de tuberculosis en una escuela secundaria de Hudson, te contamos qué es la enfermedad que estaba erradicada en el país pero regresó.

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria conocida como bacilo de Koch. Es curable y prevenible. Afecta principalmente a los pulmones, pero puede afectar otras partes del cuerpo. Si no se trata oportunamente, puede causar daño permanente en los pulmones.

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen un 10% de probabilidades de enfermar de tuberculosis a lo largo de la vida. Sin embargo, este riesgo es mucho mayor para las personas cuyo sistema inmunológico está dañado, como ocurre en casos de la infección por el VIH, malnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco. La tuberculosis es la principal causa de muerte entre las personas con VIH.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente. Es decir que están infectadas por el bacilo, pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

Una persona con tuberculosis, que no esté en tratamiento, puede contagiar a otras personas al estornudar, toser o escupir. Al hacerlo, elimina bacterias al aire que pueden entrar a los pulmones de otras personas. Alcanza con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Cuando la persona enferma se encuentra haciendo tratamiento no contagia a otras personas. La tuberculosis no se contagia por compartir el mate, cubiertos, vasos, etc. con una persona enferma.

A lo largo de un año, una persona con tuberculosis puede infectar a unas 10 a 15 personas por contacto cercano. Si no reciben el tratamiento adecuado, hasta dos terceras partes de las personas con tuberculosis mueren.

La tos persistente por más de 15 días es el principal síntoma. Se puede presentar junto a fiebre, sudoración por la noche, cansancio permanente, pérdida de peso o falta de apetito. Sin embargo, pueden ser leves durante muchos meses. Es por esto que las personas pueden tardar en consultar al servicio de salud y transmiten la bacteria a otras personas. Ante la persistencia de tos durante más de 15 días, es importante consultar en un servicio de salud.

En los últimos años aumentó el número de casos de tuberculosis en Argentina y el mundo. Por lo tanto, vacunar en tiempo y forma a los recién nacidos es un derecho y una responsabilidad de toda la comunidad.

Vacuna contra la tuberculosis (BCG)

La BCG o bacilo de Calmette-Guérin es una vacuna contra la enfermedad de tuberculosis.

El Calendario Nacional de Vacunación de nuestro país incluye la vacuna BCG, que se aplica para proteger de las formas graves de tuberculosis (por ejemplo, meningitis u osteomielitis): a los recién nacidos, antes de egresar de la maternidad.

La vacuna es segura y efectiva. Luego de la aplicación es común que se forme una pequeña elevación de la piel (nódulo) y deje una cicatriz en el sitio de aplicación. Si bien ésta es la evolución más frecuente, el nódulo y la cicatriz no se forman en todos los niños vacunados.

Comentarios