*

Programacion

Portada  |  23 junio 2020

Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte fabrica una cabina sanitizante

En medio de la pandemia por el coronavirus, la fabricación de estas cabinas se multiplica cada día a fin de poder instalarlas en distintas empresas e instituciones para poder aumentar el cuidado de las personas.

Una cabina tiene una costo que va entre 150.000 a 380.000 pesos dependiendo de materiales y tamaños. En esta fábrica arman unidades para personas individuales, para personas y sillas de ruedas o bien para que ingresen personas y camillas.

Como tantas otras, esta fábrica se reinventó en medio de una pandemia impensada. En este caso es una fábrica que se dedicaba a hacer estructuras para eventos con parte de herrería para las estructuras y servicio de programación de pantallas LED .

En el taller trabajan ocho personas pero según el propietario son unas ochenta las involucradas ya que "se siguen sumando para la fabricación de esto que es para mí una luz para mucha gente de reinsertarse laboralmente en algo digno y útil para la sociedad, porque aparte de la aparatología en las cabinas y los cañones damos servicio y allí tengo mucha gente que se está metiendo con pequeños emprendimientos, de préstamos que les fueron otorgados y compras sus equipos y los asesoro para hacer una servicio en sus comunidades".

La empresa lleva instaladas muchas cabinas sanitizantes, en un promedio de una o dos unidades por día estiman que esto se irá acrecentando si la pandemia sigue como hasta ahora, con cuarentenas más extensas y casos de Covid-19 en aumento. 

Comentarios