*

Programacion

Portada  |  20 abril 2021

Persecución, tiros y muerte: así intentaron robar tras el recital de los Stones

Una banda delictiva intentó perpetrar un robo millonario planeado a la perfección. Las cosas no salieron como lo esperaban y terminó en un desenlace trágico.

Por Bárbara Garcia Crespo y Agustín Monguillot *

Año 2016. Los Rolling Stones tocaban en el Estadio Único de La Plata. Afuera, una banda de delincuentes hacía su propio show.  Intentaba robar la recaudación de las bebidas del recital. Tenían el dato: el dueño de la concesión saldría en su auto con un custodio hacia su casa en Capital Federal. El botín era tentador: 14 millones de pesos Pero nada salió como lo habían planificado. Persecución, tiros y muerte. No lograron llevarse el dinero y terminaron condenados.

Todo ocurrió el 11 de febrero del 2016. Era el segundo recital de los Rolling Stones en el Estadio Único de La Plata. Afuera, una banda delictiva planificaba su propio show. Antes de concretar el atraco se las ingeniaron para romper con un destornillador el radiador del auto del custodio del dueño de la concesión de bebidas y comidas del show. La idea era dejar al dueño solo, sin custodia y así poder robar una suma que estimaban de 14 millones de pesos.

MODUS OPERANDI QUE SALIÓ MAL

A las tres de la mañana, el dueño de la concesión, Marcelo Moreira salió con su auto y un empleado y amigo, Pedro Tabares. Iban a llevar la recaudación a la casa de Moreira. Los seguía un custodio que, con el auto roto, pudo llegar hasta Hudson. Fue entonces, cuando la banda comenzó a actuar. Eran una banda de diez delincuentes repartidos en cuatro autos y una moto.

Marcelo Rivera se da cuenta que lo están siguiendo y empieza a acelerar. Según fuentes de la investigación, se escapó a más de 190 k/h. Los delincuentes intentaron encerrarlo para frenarlo pero no pudieron. La camioneta logró escapar y los delincuentes comenzaron a intentar frenarla a los tiros. Fueron más de 10 kilómetros de persecución. La banda no logró robar el botín y hasta, incluso, el empresario declaró que lo que tenía no eran 14 millones sino 1,5 millones de pesos.

En medio de la persecución el empresario choca el auto del colombiano Jhon Alexander Bobadilla Vega. Una mujer ve el choque y le pregunta si necesita ayuda. El colombiano intenta robarle el auto pero interviene la policía y queda detenido.

LOS DETENIDOS

Por el hecho cuatro personas fueron condenadas y otros dos fueron absueltos por no encontrar pruebas que los incriminen. Los condenados fueron: Jhon Alexander Bobadilla Vega, condenado a 15 años de prisión. Leandro Sevilla, condenado a 11 años y 11 meses de prisión; Carlos Espinosa, condenado a 6 años de prisión y Matías Rodríguez condenado a 2 años y 6 meses de prisión.

La banda estaba dispuesta a todo. Cuando vieron que el botín se les iba de las manos cometieron todos los errores posibles. En medio de la odisea mataron a un inocente y se fueron con las manos vacías. 

Se quisieron llevar la recaudación del recital de los Stones y se terminaron llevando  varios años de prisión.

Comentarios